lunes, 16 de noviembre de 2009

LOS SLOGANS COMO HERRAMIENTA PERSUASIVA:



Bueno volviendo al tema de la persuasión he encontrado material relacionado al uso de slogans como herramienta de este tema:


Concepto e Historia:

La palabra "slogan" proviene del Gaélico: "slaugh-gharim" que significa "grito de guerra". El término se incorpora a lengua inglesa en el siglo XVIII y desde allí deriva al Español. Su primitivo significado se mantiene y se extiende a toda nota, frase o grito distintivo de una persona o grupo de personas. Era utilizado principalmente para reconocerse entre los individuos en el fragor de la batalla o en la oscuridad de la noche.

Hoy se define de manera simple como "frase imperativa; palabra suelta o frase corta que implica un tono fuertemente imperativo que evoca impresiones o respuestas emocionales" (Bowers,1971).



Según los autores citados, la clave de la fuerza persuasiva del slogan está en la función dinámica del lenguaje para estimular conductas. El empleo del lenguaje para justificar una acción es exactamente lo que hace la diferencia entre el discurso político y otro tipo de método para la promoción de valores. A través del lenguaje no sólo un grupo puede lograr resultados inmediatos, sino también el apoyo de aquellos sectores que a la postre les resulte necesario para lograr sus fines. Más aún, es a través del discurso y las respuestas a éste como se muestra la potencia política, y no por la fuerza que se pueda ejercer.



Los slogans funcionan como símbolos sociales, y como tales es difícil evaluar el modo en que son percibidos o el impacto que producen en los individuos o grupos, pero resultan útiles para introducir nuevos significados en la sociedad. Como símbolos significativos o como palabras claves, los slogans tienen un significado estandarizado para un grupo de personas, y sirven como herramientas persuasivas y expresivas. Harold Laswell sostiene que los slogans como símbolos verbales organizan las actitudes de una colectividad en torno a un símbolo. Por esta razón se puede afirmar que los slogans que un grupo utiliza para producir una respuesta específica, son un indicador de las normas, valores y razones que ese grupo tiene para hacer su demanda.

Función Persuasiva:


Las tecnologías actuales exigen una manera de comunicación menos personalizada y más breve. También contribuye a ello, la condición de sociedad sobrecomunicada en que vivimos. La televisión por ejemplo, funciona sobre la base de contenidos emocionales más que sobre la base de complejas explicaciones ideológicas. A estas exigencias los slogans se ajustan muy bien: funcionan como resúmenes de conclusiones del discurso político. La influencia de los publicistas, quienes descubrieron lo fácil que resulta anexar los atributos de los productos a los valores y creencias existentes entre los consumidores, se ha hecho sentir en el uso de los slogans en política. Los atributos de los slogans permiten incrementar el poder persuasivo de los movimientos sociales y políticos. Son por ejemplo:

  • Una rápida y confiable vía para producir la identificación de las personas con un movimiento específico o con un candidato determinado.
  • También facilitan la memorización y verbalización del eje central del movimiento o de la campaña política.
  • Se les reconoce su función de reemplazo de la agresión física y su capacidad para evitar que las personas consideren formas alternativas de razonar o pensar, sentir o actuar; se les asume como verdades.

















Fuente:
Texto de apoyo a la docencia preparado por el Dr. Eugenio Oblitas Díaz. M.A. Communication University of Dayton, USA. Doctor en Ciencias de la Información, Universidad Pontificia de Salamanca,España.

UNIVERSIDAD DE CONCEPCION, FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES, DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN SOCIAL (AGOSTO 2008).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada